Inicio  >  Actualidad

40 años de paz en Huéscar

El estreno del documental 'La Guerra más larga' centra los actos conmemorativos de un armisticio que fue noticia en todo el mundo en 1981

12 / 11 / 2021  |  Granada Hoy

Huéscar celebra el 40 aniversario de la firma de la Paz con Dinamarca, que se llevó a cabo en 1981 tras 172 largos años una incruenta guerra que fue distinta a todas las que se han producido en el mundo y que, como dijo la cónsul del país nórdico en Andalucía, Marisa Moreno, a su llegada a Huéscar: "Nunca una guerra ha servido tanto para unir a los pueblos contendientes".

Llegó el momento de la firma de la paz, en el año 1981, en un momento en que la Guerra Fría entre Estados Unidos y la Unión Soviética estaba en momento álgido y las diferencias entre ambos países ponían en peligro la paz mundial. Fue entonces una brillante idea del Ayuntamiento de Huéscar enviar una botella de vino conmemorativa de la firma de la paz entre oscenses y daneses, a los presidentes Ronald Reagan y Leonidas Breznev.

Curiosamente, algunos aseguran que el vino de Huéscar fue fundamental pues pronto llegaron los acuerdos y la distensión entre occidente y oriente. Tanto que se ha planteado la posibilidad de que el Ayuntamiento de Huéscar envíe vino a Joe Biden y a Vladímir Putin y, de paso, también al presiente chino, "por sí acaso", según apuntó el productor de cine Jaime Noguera en la presentación de su documental sobre la guerra oscense-danesa.

De hecho, uno de los actos centrales programados en la conmemoración es el estreno del documental La Guerra más larga, dirigida por Jorge Rivera y producida por Jaime Noguera, cuya premiere se celebró la noche del jueves en el Teatro Oscense. La película, que fue del agrado de todos los invitados al estreno, volverá a proyectarase hoy para todos los públicos. Después llegan las presentaciones en Madrid, Dinamarca y en distintos y certámenes cinematográficos del todo el mundo.

La Guerra más larga es un documental que en su primer parte expone, con rigurosidad histórica, el momento político en los años de la invasión napoleónica en España, avalada por prestigiosos historiadores daneses y españoles. Después, se centra en el momento en que el historiador Vicente González Barberán, hijo adoptivo de la ciudad, descubre el documento que dio origen a esta declaración de guerra tan singular, así como los movimientos realizados para resolver el conflicto ante la publicación del asunto, primero en la revista comarcal La Sagra, y después en los medios de comunicación de la provincia y, de ahí, a nacionales e internacionales. También goza el documental de una extensa relación con los actos celebrados en Huéscar durante la Firma de la Paz, que además coincidió con las Fiestas de Las Santas.

Además de actos protocolarios, la visita de una colonia de daneses residentes en la Costa del Sol produjo una cadena de situaciones llenas de humor, anécdotas irrepetibles y situaciones rocambolescas entre dos pueblos separados por más de 3.000 kilómetros y con costumbres y raigambres totalmente distintas. En este caso, como en muchos, la comida, el vino, la música, el baile y la hospitalidad fueron capaces de mitigar las singularidades.

Acaba el documental con las consecuencias de la paz, como fue el hermanamiento entre las ciudades de Huéscar y Kolding, las visitas de oscenses a Dinamarca y viceversa, así como los continuos intercambios de alumnos de lo institutos de ambas localidades.

Por otra parte, tras recibir las autoridades locales a los daneses desplazados para participar en los actos, se inauguró un monumento conmemorativo situado en la calle de San Francisco y que, por su significado, debe ser motivo de visita para todos los habitantes del mundo que portan como bandera la de la paz en todo el orbe.

El estreno de la obra musical Obertura 1981 del músico local Vicente Carrasco, que interpretará la Banda de Música de Huéscar, y el Desfile de las Culturas, serán otros momentos importantes entre los que ha programado la Concejalía de Cultura para celebrar los primeros 40 años de la Firma de la Paz entre Huéscar y Dinamarca.

   Volver